Inversionista Solidario: Aporta recursos para la acelerar la construcción de edificios habitacionales y a cambio recibe utilidades por la comercialización de una parte de las viviendas.

¿Cómo empezar a invertir?

1. Inscríbete

Crea una cuenta de Inversionista Solidario en la Plataforma.

2. Fondea tu cuenta

Te llegará un correo electrónico con el contrato y las instrucciones para fondear tu cuenta.

Elige Proyecto

En la Plataforma encontrarás proyectos inmobiliarias habitacionales en los que puedes invertir. Al invertir en un proyecto recibes Participaciones Digitales.

Invierte

El dinero recaudado se destinará a un Fondo comunitario y se utilizará exclusivamente para construir edificios. Las Participaciones te hace dueño de una parte proporcional de todo el patrimonio.

5. Seguimiento

Día con día los inversionistas podrán ver los avances de obra y vigilar los gastos desde la Plataforma.

6. Promoción

Al concluir la construcción comienza la promoción comercial en la cual una parte de las viviendas se vende y/o se coloca en arrendamiento.

7. Generar Ganancias

Las utilidades para los inversionistas se reflejan de dos formas. Por un lado reciben directamente las utilidades de la comercialización y por otro lado aumenta el valor de sus Participaciones Digitales.

8. Cobranza

Después de cada ciclo productivo, los inversionistas recuperan su inversión y sus rendimientos generados, intercambiando sus Participaciones por dinero.

El modelo de negocio elimina intermediarios y permite a los Usuarios capitalizar las ganancias.

Los Ahorradores Solidarios pueden recibir retornos de inversión muy atractivos por la construcción y comercialización de viviendas (Estimado en 20% mínimo) además de que sus “Participaciones Digitales Respaldadas en Inmuebles” adquieren valor con el tiempo al capitalizar la plusvalía (4% extra).